Pintura mural de Pompeya donde se cree que se representa la Venus anadiomena del pintor Apeles.

Pintura mural de Pompeya donde se cree que se representa la Venus anadiomena del pintor Apeles.

Grecia

Una figura, Apeles -pintor de Alejandro Magno- jalona de anécdotas espectaculares la pintura griega. Si bien no se conserva ninguna de sus obras, se habla de muchas de ellas y se dice de él que, aunque trazase una sola línea, podía apreciarse su superioridad.

El Renacimiento y el Barroco hicieron de Apeles un mito. En los tratados se narraban todo tipo de leyendas acerca de este personaje y de otros pocos de los que se tenía noticia. También abundaban las narraciones referentes al origen e invención de la pintura y el dibujo. Pues bien, una de estas leyendas atribuye la invención del dibujo -en Grecia- a una mujer que contorneó en la pared la silueta de su amante, trazando así la primera silueta(1). Podemos ver nuevamente el concepto de contorno ligado al nacimiento del dibujo; observamos así mismo, en esta leyenda , la aparición de “la sombra”, figura que va a repetirse, bajo múltiples facetas, a lo largo de la historia: el hombre descubre su sombra y trata de atraparla. Una sombra en la pared constituye una primera Gestalt: fondo-figura.

Lozano Hemmer, Arquitecturas relacionales. Arquitecturas Relacionales es la primera muestra individual del reconocido artista Rafael Lozano-Hemmer en México. Del 27 de mayo al 22 de junio del 2003

La pintura mural griega o la pintura sobre tabla es conocida, únicamente, a través de textos literarios. Al parecer era aun superior a la escultura. Se conservan algunas copias romanas (mosaico de Alejandro vencedor de Darío, en Pompeya) así como piezas cerámicas, a través de las cuales podemos formarnos una idea de su estilo y nivel.

Mosaico de Pompeya donde se representa la Batalla de Arbelas en la que cayó el Imperio Aqueménida. A la Izquierda podemos ver a Alejandro Magno y a la derecha, con una pechera blanca a Darío III. Mosaico de Pompeya. Fot. de www.portalartes.com.br

Mosaico de la Batalla de Issos, en Pompeya, en el que aparece Alejandro Magno derrotando a Darío, rey de Persia.

Las figuras, los temas y las escenas de la cerámica solían inspirarse en escenas temas y figuras de pinturas murales. Abundan los temas mitológicos, escenas de batallas así como narrativas y naturalistas; los bordes se decoraban con dibujos abstractos y geométricos. El dibujo desempeñó un papel predominante, primeramente se dibujaban los contornos y después se rellenaban, limitándose generalmente los colores al blanco, amarillo, rojo y negro. Merecen especial mención los lékythos, vasos funerarios atenienses, cuya policromía incluye el azul, donde el dibujo alcanza su cota máxima.

El historiador romano Plinio, en su Historia Natural (volumen XXXV), hace referencia al dibujo de la antigua Grecia y explica la forma en que Parrasio enseñaba a dibujar a sus alumnos; los materiales empleados eran puntas metálicas de plata o de plomo y los soportes, pergamino o tablillas de madera preparadas con polvo de hueso. Encontramos aquí una nueva variante de los precedentes del papel: el pergamino, un material que se utilizaría repetidamente en la Antigüedad y Edad Media.




(1)Leymarie y otros: El dibujo,Skira, p VIII.

ARTE GRIEGO
Floreció entre los siglos VII y II antes de C., en Grecia y otros territorios del Mediterráneo habitados por los griegos. Se caracteriza por su idealismo estético, proporcionalidad, equilibrio de los elementos y su interés por reflejar la expresividad genuina en la figura humana; por ello, desarrollaron una gran perfección en el dibujo. El atletismo, tan cultivado por estos pueblos, brindó a los artistas sus mejores modelos. La sencillez, el ritmo, la claridad y la unidad dominan todas sus formas artísticas; así, los griegos alcanzaron sus mayores logros en la cerámica, la escultura y la arquitectura.
El arte griego comienza aproximadamente en los siglos V y IV. Se caracterizó por darle a sus obras el mayor sentido de la proporcionalidad, por expresar armonía y equilibrio de elementos y por reflejar una genuina expresión de humanismo. Grecia, es una pequeña península situada al sureste de Europa. Pero en este pequeño país nacieron las primeras ideas que dieron forma a la cultura occidental, de tal modo que nuestros conocimientos y modos de pensar son una consecuencia de la filosofía, la ciencia y el arte de los griegos.